CAPITULO 3: problemas críticos colombianos
PROBLEMAS CRITICOS COLOMBIANOS SEGUNDA PARTE

Este subsistema comprende todo el ambiente natural que rodea al hombre, desde los microorganismos hasta los ecosistemas. Abarca la naturaleza entera y sus diferentes manifestaciones, el aire, los ríos, el mar, etc. Cubre todo lo relativo a todos los seres vivos (animales, plantas) y sus diferentes interacciones con su ambiente no vivo de materia y energía, como la luz solar y el agua. Está compuesto de todos los recursos naturales, renovables y no renovables.

En el subsistema natural se llevan a cabo varios ciclos, y en ellos los nutrientes se mueven en el ambiente, a través de los organismos y de regreso al medio. Todos los ciclos son dirigidos de manera indirecta o directa mediante la energía solar y la gravedad; es el caso del ciclo del fósforo, el del carbono, el del nitrógeno, el del agua y el del oxígeno.

El subsistema natural está conformado por componentes vivos (bioticos) y componentes no vivos (abióticos). Estos últimos se ven afectados por varios factores físicos (la luz solar, la temperatura media y la oscilación de la temperatura, la precipitación media y su distribución a través del año, el viento, etc.), y químicos (como el nivel de nutrientes vegetales disueltos en la humedad del suelo, el nivel de oxigeno disuelto en los ecosistemas acuáticos, el nivel de agua y de aire en el suelo, etc.) Todos estos componentes representan la riqueza ambiental de las sociedades (capital natural), y sirven como fundamento del bienestar de los seres humanos.

Los componentes bióticos están generalmente clasificados como productores y consumidores. Los productores son organismos que pueden fabricar los compuestos orgánicos que necesitan como nutrientes, a partir de compuestos inorgánicos simples obtenidos de su ambiente; como ejemplo están las plantas, que obtienen los nutrientes mediante la fotosíntesis. De otro lado están los llamados consumidores, que no pueden sintetizar los nutrientes, los obtienen de los tejidos de los productores o de otros consumidores. Según sea su fuente de alimento, los consumidores pueden ser herbívoros (consumidor primario), carnívoros (consumidor secundario), muy carnívoros (consumidor terciario), omnívoros, o degradadores. De esta forma se establecen cadenas y redes alimentarias: todos los organismos, vivos o muertos, son alimento potencial para otros organismos. De allí que las plantas servirán de alimento a los herbívoros, éstos serán alimento de los carnívoros, y estos últimos serán consumidos por los muy carnívoros. Finalmente, cuando cualquiera de estos consumidores muere, pasa a ser consumido por los degradadores.

Hay que tener en cuenta que el ser humano en su condición de ser social, realiza un uso “exosomático”1 del subsistema natural, mayor al del resto de seres vivos, influenciándolo considerablemente, no sólo en el plano local, sino mundial.

En la actualidad los temas ambientales son prioritarios en la agenda internacional. Muchos países se comprometen a cumplir determinados requisitos como por ejemplo conservar la biodiversidad, bajar los niveles de contaminación, etc. Estas decisiones sobrepasan las propias del Estado, pues se tornan de cumplimiento obligatorio, ejemplo de estas son el convenio sobre biodiversidad y la convención sobre cambio climático. Muchos organismos internacionales, entre ellos ONGs, se encargan de ejercer presión sobre el manejo de la política ambiental en determinados países.

Disposiciones en el marco de la OMC pueden ejercer influencia sobre el medio ambiente. Un ejemplo de debate actual tiene que ver con el comercio de transgénicos, este tema ha sido muy debatido en el marco de la OMC debido a que el comercio de transgenicos, debido a que puede traer consigo efectos ambientales o sobre la salud de los humanos que aún no son muy claros.

La gran mayoría de los países industrializados lograron su desarrollo a cambio de altos niveles de contaminación y degradación de los recursos naturales, tales efectos acumulativos terminan siendo pagados por todo el planeta; muestras evidentes de ello son el llamado efecto invernadero y el cambio climático.

Algunas decisiones económicas a nivel mundial, conllevan a que se aumente la presión por la explotación de recursos de los países en desarrollo.

La investigación de los países desarrollados ha permitido que se conozcan las implicaciones mundiales de la contaminación y de la perdida de la biodiversidad. Este conocimiento rompe las fronteras, mediante la producción con técnicas y tecnologías limpias, que permiten un uso adecuado de los recursos naturales.

Finalmente, debe quedar en claro que nuestro planeta se encuentra íntima y delicadamente interrelacionado, y que un subsistema natural local hace parte del subsistema natural global (y aún universal).

Subsistema natural colombiano

Colombia, con poco más de un millon de km2 de superficie y 980.000 km2 de mar territorial, es el segundo país más biodiverso del mundo, lo cual representa una potencialidad importante de desarrollo, pero al mismo tiempo una gran responsabilidad frente a la comunidad global en términos de su conservación. Sin embargo, se presentan dos problemas preocupantes tanto para el país como para el planeta: el desconocimiento, pérdida y desaprovechamiento de los recursos naturales; y la perdida de la calidad ambiental.


1Un uso “endosomático” de energía está dado por el tamaño del ser vivo y la velocidad de su metabolismo. Uso “exosomático” incluye otro tipo de gastos de energía (habitación, uso de herramientas, etc).



Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia

Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN