CAPITULO 3: problemas críticos colombianos
PROBLEMAS CRITICOS COLOMBIANOS TERCERA PARTE

ALGUNOS ANTECEDENTES

A partir de la definición, propuesta de competitividad y después de haber expuesto algunas de las teorías más conocidas, se brinda una breve historia de la competitividad fundada en la inserción del país en la economía mundial, partiendo de la asimilación tecnológica y llegando a la falta de creatividad de los empresarios y a la escasa calificación del capital humano, el cual es factor de jalonamiento para la innovación y por lo tanto para hacer de las empresas competentes en el ámbito mundial.

La competitividad es un factor que desde la apertura económica en Colombia ha venido preocupando día a día a empresarios y políticos, y hoy al común de la gente, uno de los factores que determina la crisis que se vive en el país, se le ha dado un nombre propio, al denominarla como: “la falta de competitividad de los productos nacionales frente a los extranjeros”, lo que impide que entren al mercado internacional, ya que se pretende que el sector exportador sea motor de jalonamiento de la economía y no el sector de la construcción como proponía el modelo de desarrollo anterior.

Desde este punto de vista, la competitividad puede ser entendida a partir del cambio en la estructura del país, para que las empresas de este, se puedan insertar en el comercio mundial con éxito, el cambio es entendido a partir de la transformación en la tecnología utilizada para producir, lo que por consiguiente lleva a pensar un cambio en la educación para que se puedan producir los avances en materia tecnológica. En Colombia se dieron muchos cambios, es innegable la transformación del país en este siglo, sobretodo en el inicio de este.

El contexto histórico en que se desarrolla esta primera etapa es caracterizado por el fin de la Guerra De Los Mil Días dejando un país empobrecido, debilitado y poco confiado en su futuro, el robo de Panamá (1903), desmoraliza aun más los ánimos9. Con esta perspectiva, se brinda una semblanza de cómo ha sido el cambio tecnológico en Colombia, desde 1890 se inicia un lento proceso de industrialización, gracias a la actividad minera y luego a las exportaciones de café en la región antioqueña, presentándose una acumulación privada de capital y la formación de una mano de obra; el capital era conseguido en el exterior, en la agricultura, la exportación de café o el comercio, el paso del taller artesanal a la industria se presenta por dos vías: la asociación del pequeño artesano con el comerciante o el importador-distribuidor, que coloca su propia planta de producción; el fenómeno general es el de un grupo de exportadores de café en bruto, después café trillado y más adelante se convirtieron en textileros. Esta consecución de capital se desborda al norte del Tolima y a Cundinamarca, llegando a Bogotá en donde se concentraba el gasto público. Los primeros productos que se brindaron fueron zapatos, grasa, jabón, cerveza y textiles10.

El comienzo de la construcción de una insipiente infraestructura la cual incluía el sistema telefónico, telégrafo, energía eléctrica, en 1919 se funda Scadta la primera empresa de transporte aéreo de correo y carga de Latinoamérica, para 1920 hace su primer vuelo entre Barranquilla y Girardot. Se impulsa aun más algunas carreteras construidas especialmente en el periodo de 1921 – 1929, además de la implementación de las vías férreas duplicándose la red entre 1925 y 1930, lo que permitió pasar de un comercio local a uno más amplio sin llegar a decir que era nacional. Posibilitando el crecimiento durante la década de los 30 pese a la crisis mundial iniciada en 1929.

Destacamos la producción del café ya que este no solo se convirtió a principios del siglo en la llave del éxito, brindando la posibilidad de construir industria, sino que se convirtió en el factor cualitativo del cambio en Colombia, la fundación de la Asociación Nacional de Cafeteros (1927), marco un hito importante, ya que está presente en la mayoría de decisiones sobre el presente y el futuro económico del país a lo largo de casi todo el siglo XX, debido a que nuestra economía mantiene su comportamiento positivo siempre y cuando halla una bonanza cafetera, por lo menos en la mayoría del proceso; muestra de esto es, que al comienzo de los cultivos se presento una bonanza que dio indicios del futuro del producto, a mediados de la década de 1890; luego la gran demanda de Café por los países en conflicto en las dos guerras mundiales, también para 1927 protagoniza el rápido crecimiento de la economía, entre 1930 y 1944 la producción cafetera aumento 47%, pasando el área cultivada de 356.000 hectáreas en 1935 a 626.000 en 1946, el número de miembros de la Federación aumento de 4.000 a 50.000 entre 1930 y 1934.

Alguna de las primeras empresas fundadas en Colombia, son: En 1891 Leo koop funda en Bogotá Cervecería Bavaria, en 1897 el mismo Koop funda Vidrios Fenicia, que fueron la base del grupo empresarial Bavaria, hoy liderado por Julio Mario Santodomingo, la vidriera le proveía envases a la cervecería, lo que es una clara muestra de los primeros visos de la integración vertical que han mantenido los grupos económicos nacionales a lo largo de este siglo; por esta misma época en Cartagena es fundada la Cervecería Bolívar, para 1895 Alejandro Echavarría funda la Compañía de Instalaciones Eléctricas, la primera empresa de electricidad de Medellín, Carvajal en Cali hacia 1903 como una imprenta y prensa tipográfica, en 1908 nace la fabrica de chocolates Luker, dando un importante impulso a la industria caldense, en 1910 se funda la cervecería Águila, en 1915 Echavarría funda la primera tintorería, en 1932 inicio en Colombia la estampación de telas y amplio la planta convirtiendo a Coltejer como la primera gran textilera del país11.

Como muestra de cambio técnico tenemos el caso de Manuelita, el azúcar fue una de las empresas más progresistas y visionarias en Colombia. En 1900, Manuelita introdujo máquinas de vapor para producir azúcar centrifugado. En 1910 introdujo los primeros tractores con los que elevo la producción e inicio la exportación hacia Estados Unidos. el negocio siguió creciendo con la llegada del ferrocarril a Palmira (1917) y el cambio de ingenio térmico a ingenio eléctrico (1928).

El proceso de sustitución de importaciones, comenzó en Sudamérica antes de la segunda guerra mundial y se profundizo aun más después de está, al no restablecerse el multilateralismo, aun que para esta época ya se hablaba de la importancia de este para el desarrollo de las naciones; la mayoría de las empresas en América en 1945 estaban constituidas en su capital fijo por maquinaria importada y caduca en el extranjero pero aquí era toda una novedad, presentándose el caso, en Colombia, de que la maquinaria no se adquiría por su utilidad, sino, por su peso, la cual se constituía en una caja negra para los países no industrializados o en vías de desarrollo, ya que veían la maquina como un artefacto al cual se le alimentaba con determinados materiales por uno de sus extremos y al final del proceso salía un producto, sin entender que pasaba dentro del artefacto12.

Al no haber comercio internacional, las listas de importaciones se hacían cada vez más largas y las empresas como los particulares hacían grandes esfuerzos para mantener la maquinaria funcionando, los autos y algunos utensilios del hogar. Para ese entonces (durante y después de la segunda guerra mundial) se comenzaron a constituir pequeños talleres de reparación, que buscaban mantener funcionando estas maquinas, mientras que llegaban los repuestos del exterior. Pero esto nunca se produjo y la demanda de productos se hacia cada día más grande, por esta época se puso en boga las teorías de la responsabilidad del Estado como generador de riqueza, lo que llevo a los gobiernos a apoyar más significativamente a las iniciativas de los ciudadanos nacionales y se impulso aun más las nacientes empresas que se colocaron en la tarea de hacer refacciones de las maquinas utilizadas en la industria, para 1940 en Colombia se fundo el Instituto de Fomento Industrial (IFI), el cual coloco el capital de riesgo para dichas empresas en el país, sobre todo en el campo siderúrgico, metalmecánica y cementero13.

Otro gran actor en esta escena, es la empresa trasnacional; la cual jugó un papel importante en América Latina, después de 1950, aunque ya antes se encontraban presentes, pero en este decenio se establecieron la mayoría, gracias a la protección arancelaria, los permisos de importación y el crédito subvencionado, a estas, les interesaba atender al mercado interno; como característica, tenían criterios de organización claros y superiores a los de las empresas locales, con un alto grado de integración vertical con la casa matriz en su país de origen. Eran en su mayoría empresas del sector automotor y farmacéutico; aparte de estas empresas.

En Colombia se presentaron multinacionales de explotación de recursos naturales, desde comienzos del siglo, que gracias a la venia del gobierno nacional, abusaron de la población implantando su propia ley, apropiándose de terrenos y desalojando colonos, además de explotar al campesinado de la región, es el caso de la United Fruit Company que comenzó desde 1906 a producir en Colombia 263.000 racimos en Santa Marta, en la zona bananera de la región del atlántico, en donde se presentaron matanzas y masacres (1928), a las cuales el gobierno nacional presto oídos sordos, al clamor de los trabajadores; a quienes esta compañía redujo su salario hasta el mínimo posible, e ignoraba cualquier legislación nacional con respecto al trabajo y a la justicia colombianas, controlaban los medios de transporte, las comunicaciones y el comercio regional, implantando una producción colonial, menospreciando por completo al débil Estado colombiano14.

Para el país destino o en donde se ubicaron estas empresas trasnacionales, se pueden ver desde otra perspectiva, las plantas de producción fueron construidas a partir de maquinaria vieja, combinada en algunos casos, con una un poco más moderna o estaban obligadas a fabricar partes que en su país las hubieran obtenido de un proveedor subcontratado, creando sus propios departamentos de ingeniería, la producción era de muy baja calidad, gracias a la pobreza del diseño de las plantas, a la elevada integración vertical con la casa matriz, una imperfecta asimilación de los principios organizacionales de la producción, aun que, superior que las empresas de origen nacional, produciendo con altos costos unitarios y baja calidad, y no existía un apoyo institucional (consultoría, universidades, institutos de investigación, escuelas técnicas)15, que le brindara la posibilidad de buscar alternativas de investigación y desarrollo, habilitándola para mejorar y producir artículos en condiciones optimas, lo que revertiría en productos que se pudiesen exportar a mercados más sofisticados.

Esta situación obliga a las empresas a generar su propio conocimiento, lo que revirtió en un saber altamente especializado y exclusivo, el cual hace que la transferencia tecnológica no se produzca, pero aun se intensifico más la desconfianza hacia las instituciones de educación externas, problemática que aun hoy no se ha logrado vencer, muestra de este fenómeno es que en un estudio reciente adelantado por Fedesarrollo, la mayoría de sectores consultados indican que su principal proveedor de capacitación para sus empleados en el manejo técnico, es la empresa misma, y no el SENA o las entidades de educación técnica o superior16, de estas últimas obtienen capacidad de gestión y organización.

Se puede decir que todo este proceso de la, no importación de muchas refacciones, la llegada de las multinacionales y el proteccionismo, debió enseñar muchas de las nuevas tecnologías y poco a poco se rompiera el cerco para entender y asimilar conocimientos, que apuntan al aprendizaje del tratamiento de materiales, el intercambio de costumbres, pero esto no lo aprendimos y aun hoy no lo aceptamos, por ultimo, este proceso trajo algo importante que aun no asimilamos: la forma de trabajo a escala internacional, que esta apegada a, criterios de alta eficiencia y eficacia del personal, además del cumplimiento, encontrándose directamente ligada con la capacitación y la creatividad de este.

Dentro del periodo siguiente a 1950 se consolido aun más el estado como motor de desarrollo el Banco central dispuso créditos para fomento, el IFI realizo millonarias inversiones y los aranceles aumentaron además el Estado se hizo responsable directo de la explotación de petróleo con la fundación de ECOPETROL, y se comenzaron a producir bienes más complejos como papel, acero y automotores, pero la productividad en general no aumentaba, para la década de los sesenta la producción se estanco, además de presentarse altibajos en la disponibilidad de divisas, con una devaluación en 1962 y una transformación del régimen cambiario a partir de 1967, al implantarse la devaluación gota a gota. Complementando el modelo proteccionista con la promoción de exportaciones. Para las empresas, la actuación fue comprar otras, consolidando la integración vertical característica de los conglomerados nacionales.

Cementos Argos había comenzado desde los años 40, cuando formo Cementos Caribe (1949) y se hizo a una parte importante de El Cairo, para convertirse en el principal grupo cementero del país. Coltejer es el principal fundador del Banco Industrial Colombiano y de Suramericana de seguros, luego Suramericana se diversifico hacia el sector de la construcción de vivienda y hoteles en la década de los 50.

Carlos Ardila Lülle, desde Gaseosas Lux, compra acciones de Postobon hasta lograr la mayoría en 1968; paralelamente Bavaria avanzaba hacia el dominio del mercado de la cerveza, a finales de los 60 controla la cerveza antioqueña Cervunión, la compra de Hops Extract corporation of America para producir extracto de lúpulo la fabriba de Vidrio Colombiano S.A. de Barranquilla y la fabrica de cajas plásticas; Cadenalco a finales de los 50, adquiere otros negocios, almacenes Vida, Almacenes J. Gomez, Almacenes Andes, Almacenes Fortuna Ltda.; Coltejer tenia 15 fabricas funcionando para 1968; Eternit compra el 16% de industria Apolo productora de estructuras de metal, y adquirió el 26% de Cementos Samper.

Para la década de los 70 se presenta un alza en el precio del café, a márgenes nunca antes vistos, se presento una abundancia en el crédito internacional y posteriormente escaseo a principios de los ochenta; la bonanza del petróleo y de las drogas también marcaron este periodo. La crisis de la deuda, la ruptura del pacto cafetero, el auge del contrabando y posteriormente el cambio total de las reglas de juego hacen mella en los empresarios que pierden el horizonte evidenciando su confianza en el Estado el cual para 1990 comienza a dejarlos solos induciéndolos a ganar de una u otra manera el terreno perdido por el proteccionismo.

Con lo anterior hemos entrado a la época de los cambios la década de los 90. Se han intentado varios esfuerzos, pero, la falta de una política industrial clara hacen de nuestro país poco atractivo para los inversionistas aun más si a esto le sumamos el conflicto interno y la falta de confianza hacia el gobierno. Por este motivo a partir de 1994 y como segunda fase de la apertura, comienza el llamado proceso de Modernización y Reconversión Industrial, con la cual se busca crear una estrategia para insertarnos en el comercio internacional, esta se basa principalmente en acuerdos sectoriales de competitividad, en la cual el sector publico y privado acuerdan hacer esfuerzos para aumentar la competitividad de la industria correspondiente; esto se encuentra en concordancia con políticas tradicionales de industria como la calificación del personal, cambio técnico y provisión de financiamiento industrial17. Pero un inadecuado comportamiento empresarial caracterizado por la falta de creatividad, la ausencia de investigación y desarrollo en las empresas nacionales, la desconcentración en la actividad principal de las empresas y sumado a esto un inadecuado manejo de la economía por parte del gobierno, han entregado al país en una crisis severa para iniciar el nuevo siglo.

Dentro de la actividad financiera podemos decir que esta ha tenido un animo especulativo. En ocasiones ha sido motor de desarrollo de grandes proyectos, prácticamente se puede decir que cada gremio a tenido que buscar la manera de financiar su producción. Es el caso de los cafeteros, quienes presionaron al gobierno para crear un impuesto del US $0.10 sobre la carga de café de 60 kilos, lo cual revirtió en la creación del Fondo del Café en 1944. El Banco Central fue fundado en 1923 con una rápida operación de un fin de semana de la misión Kemmer, contratada por el gobierno Ospina, los recurso se obtuvieron del primer pago por la indemnización del robo de Panamá (US $5 millones), se pretendía frenar una corrida de depósitos en el banco López, liquidándolo y tomando sus oficinas para el Banco de la Republica. El banco López es fundado por Pedro A. López en 1919. El otro gran hito, se da para 1950, impulsando la banca de fomento asignando créditos a tasas de interés inferiores que las del mercado. Por la misma época fueron fundados tres bancos oficiales con objetivos gremiales el Banco Popular (1950), el Banco Cafetero (1954), el Banco Ganadero (1956). Explicando en gran medida algunos progresos en la industria en las décadas de los 60 y 70 pero para los ochenta se cambio completamente el esquema. En 1972 se introdujo el sistema UPAC que implico un cambio de fondo en el largo plazo, no solo para la industria de la construcción sino para el sistema financiero, ya que logro captar el ahorro de la gran mayoría de la clase media y alta, pero para 1998 se presenta la crisis del sistema ya que desde 1972 presento un lento deterioro y el refinamiento de los ahorradores, le pusieron freno, ahora el gran reto del sistema financiero va a ser la captación de ahorradores, ya que los colombianos no veían la compra de vivienda como una inversión sino como la compra de un seguro. Para la década de los ochenta se consolidan varios tipos de entidades de financiamiento en el caso de la adquisición de vivienda se crearon las corporaciones de ahorro y vivienda (CAV), dando cabida al monopolio de Luis Carlos Sarmiento Angulo, su comienzo se da en los años 70 en la construcción de urbanizaciones como las Villas, en esta década comienza a establecer su poderío al adquirir la Corporación las Villas, el Banco de Occidente y seguros Alfa, consolidándose en 1982 como principal accionista del Banco de Bogotá, luego adquiere la corporación Ahorramas y cimienta en la década de los 90 el grupo Aval, las cooperativas de ahorro se reúnen creando un consolidado liderado por Coopdesarrollo, después de un auge de instituciones de este tipo. Los bancos han hecho alianzas estratégicas con bancos extranjeros, pero los altos intereses para prestamos y tarjetas de crédito desestimulan el ahorro, además de la ya nombrada crisis del sistema UPAC, poniendo en graves problemas a todo el sector, además de la implementación del impuesto del Dos por Mil con el fin de sacar a todo el gremio de la crisis de finales de el siglo XX, lo que a la postre a debilitado aun más el ahorro, como panorama general se tiene la quiebra de bancos y corporaciones tanto estatales como privadas, los primeros por los altos índices de corrupción y los segundos por la falta de ahorradores y el incumplimiento del pago de los créditos.


9Kalmanovitz, salomón; Economía y Nación; siglos veintiuno editores, 1985; Paginas 237 y247
10Iden. Op. Cit. Pagina 240.

11Estas son algunas de las muchas empresas fundadas a principios del siglo, reflejando una intensa actividad, que se impulsa nuevamente con la fundación de IFI (años 40), y el impulso de la banca de fomento (años 50), para después amenguar y concentrarse en grupos económicos, que se venían consolidando desde la década de los 60. más información en Kalmanovitz, Salomón; Economía y Nación; Revista Dinero, diciembre de 1999, No. 99.
12Fenómeno que aun hoy se encuentra presente, ya que no se ha dado un proceso de transferencia tecnológica en el país, más bien se ha presentado la seudotransferenca evidenciando un déficit en la ingeniería nacional para entender, mejorar y crear maquinaria propia.
13Garay s., Luis Jorge; Colombia Estructura Industrial e Internacionalización 1967 - 1996.DNP, Colciencias, Mincomex, Min. Hacienda, Proexport Colombia; Cargraphics SA. 1998.
14Kalmanovitz, Salomón; Economía y Nación; Siglo Veintiuno Editores, 1985. Pagina 251.
15Katz, Jorge; Aprendizaje Tecnológico, Ayer Y Hoy; Revista de la CEPAL Número Extraordinario, octubre 1998.
16DEMANDA DE RECURSOS HUMANOS EN SECTORES PRODUCTIVOS ESTRATÉGICOS; informe de investigación FEDESARROLLO; Juan Mauricio Ramírez, Liliana Núñez Bogotá, mayo de 1998; Pagina 21 a 24.
17Garay s., Luis Jorge; Colombia Estructura Industrial e Internacionalización 1967 - 1996.DNP, Colciencias, Mincomex, Min. Hacienda, Proexport Colombia; Cargraphics SA. 1998.



Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia

Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN