Sistema Respiratorio

 

Anatomía del Sistema respiratorio

El sistema respiratorio es el encargado transportar un volumen de aire en las vías respiratorias cuyo objetivo es ofrecer un volumen de oxígeno a las células para su metabolismo que es intercambiado en el alveolo y la salida de un volumen de CO2 producto del metabolismo en los diferentes tejidos.

Relaciones anatómicas de las vías respiratorias

Las vías respiratorias se dividen en vías de conducción y vías de intercambio, las primeras son aquellas vías en las cuales observaremos únicamente un flujo de aire que lo conducirá hacia aquellas áreas en la cuales ocurre el intercambio. Entre los órganos conductores de las vías respiratorias encontramos la nariz, faringe, laringe, tráquea, bronquios y bronquiolos hasta el bronquiolo Terminal, en las vías de intercambio solo encontramos el bronquiolo respiratorio que es donde se ubica el alvéolo que es el encargado directamente de los procesos de intercambios de gases con respecto al sistema circulatorio.

En ocasiones vemos referidas la clasificación de las vías respiratorias con respecto a su ubicación en la estructura del cuerpo humano, al ser así de dividen en vías respiratorias superiores que son las que se ubican fueran de la caja toráxica y vías respiratorias inferiores que se ubican dentro de la caja toráxica, ésta última descripción será la que utilizaremos en esta unidad.

 

Configuración externa de las vías respiratorias

Cuando mencionamos la configuración externa de las vías respiratorias, el órgano sobre el cual hacemos más énfasis es el pulmón ya que sus referentes anatómicos nos permiten conocer y comprender de una manera detallada la forma en que se desarrolla su función en condiciones de normalidad y frente a procesos patológicos.

Los pulmones son dos masas esponjosas situados en la caja toráxica y formados por los bronquios,  el pulmón derecho es más grande que el izquierdo; en el se encuentran tres divisiones conocidas con el nombre de lóbulos que son el Superior, el medio y el inferior que están delimitados por las cisuras Oblicua y horizontal.  El lóbulo superior es más pequeño que en el pulmón izquierdo y el medio tiene forma de cuña.

El pulmón izquierdo es más largo y debido a la presencia del corazón se divide en dos lóbulos gracias a la cisura oblicua, que son el superior y el inferior. El lóbulo superior presenta una amplia escotadura cardiaca en su borde anterior, como consecuencia de la profusión cardiaca. Por eso motivo, parte de la cara anterior del pericardio o saco pericárdico no está cubierta por el tejido pulmonar. La porción anteroinferior del lóbulo superior posee una pequeña proyección denominada língula.

 

Cada uno de lo pulmones tiene tres caras pulmonares que son la costal, mediastínica y diafragmática, que se denominan según sus relaciones anatómicas.
CARA COSTAL DEL PULMÓN
Esta cara es suave y convexa, se relaciona con la pleura costal, que la separa de las costillas, cartílagos costales, y músculos intercostales íntimos. La porción posterior de esta cara se relaciona con las vértebras torácicas, por eso esta porción se conoce con el nombre  de porción vertebral de la cara costal.

CARA MEDIASTINICA DEL PULMÓN
Esta cara medial es cóncava, porque se relaciona con el mediastino medio, que contiene el pericardio y el corazón. Dos terceras partes del corazón, se encuentra en el lado izquierdo y por eso la concavidad pericárdica es lógicamente más profunda en el pulmón izquierdo, La cara mediastínica del pulmón posee la escotadura del corazón. Esta cara también posee la raíz del pulmón, alrededor de la cual la pleura forma una cubierta,  El ligamento pulmonar cuelga hacia abajo desde el manguito pleural que rodea la raíz del pulmón.

CARA DIAFRAGMÁTICA
Esta cara cóncava y profunda, que suele conocerse como base del pulmón, se apoya en la cúpula convexa del diafragma. La concavidad es mayor en el lado derecho. En el plano lateral y posterior, la cara diafragmática se caracteriza por un borde fino y punzante que se introduce en el receso costodiafragmático de la pleura.

Cada pulmón tiene tres bordes: Anterior, posterior e inferior; el borde anterior del pulmón es fino y punzante y se superpone al pericardio, tiene una escotadura o indentación en donde se ubica el corazón. El borde anterior de cada pulmón separa la cara costal de la mediastínica y se corresponde más o menos  con el borde anterior de la pleura.

El borde posterior del pulmón es ancho y redondeado y se encuentra en la  concavidad profunda conocida como surco paravertebral, a cada lado de la región torácica de la columna vertebral.

EL borde inferior del pulmón circunscribe la cara diafragmática del pulmón y separa ésta de la cara costal.

 

El vértice del pulmón está representado en una línea superolateral que se dirige desde la articulación esternoclavicular hasta el punto situado 2,5cm craneal al tercio medial de la clavícula; desde aquí sigue un trayecto inferolateral hasta la unión entre los tercios medial y lateral de la clavícula.

El borde anterior del pulmón derecho se corresponde prácticamente con el borde anterior de la pleura derecha. Este borde anterior se acerca al plano medio a la altura del segundo y al cuarto cartílago costal. Por debajo del cuarto cartílago costal, la superficie del pulmón derecho se separa progresivamente de este plano y abandona el esternón por detrás del sexto cartílago costal.

El borde inferior del pulmón quedan reflejados por una línea que se traza desde el extremo inferior del borde anterior ( en su cruce con la 6 costilla en la línea medioclavicular), la 8 costilla en la línea axilar media y la 10 costilla  en la línea escapular media. Estos bordes terminan aproximadamente 2,5cm lateral a la apófisis espinosa de la vértebra T10. El borde inferior se sitúa dos costillas por encima de la pleura en cada una de las tres dimensiones mencionadas. En los niños, el borde inferior del pulmón se encuentra aproximadamente una costilla por encima, con relación al adulto.

Con respecto a las cisuras, la proyección del cisura oblicua es esencialmente la misma en cada pulmón y queda indicada por una línea que va desde la apófisis espinosa de la vértebra T2-3,  rodeándole tórax, hasta la sexta unión costocondral. La proyección de la cisura horizontal del pulmón derecho está representada por una línea que se dirige desde el borde anterior del pulmón a lo largo del cuarto cartílago costal hasta la cisura oblicua.

 

Pleuras

Las pleuras son dos capas de tejido epitelial que recubren los pulmones y la caja toráxica, están formadas por dos hojas de íntimo contacto: la externa está adherida a la cara interna de la pared costal y se denomina pleura parietal, esta pleura recibe diferentes nombres según las porciones con las que se asocia: pleura costal (costillas y esternón), pleura mediastínica (mediastino) y cúpula pleural (vértice del pulmón). La interna se encuentra finamente plegada a la superficie de los pulmones y recibe el nombre de  pleura visceral, ésta pleura se une con la parietal en el hilio pulmonar.

Entre las dos pleuras normalmente no existe separación, solo hay unos centímetros cúbicos de un líquido seroso que aumenta la adhesión entre las pleuras que se conoce con el nombre de líquido pleural. Este espacio intrapleural es virtual, pero se puede hacer real ante la ubicación de aire, sangre o líquido en él.

Las principales funciones de la pleura son las de mantener en contacto el pulmón con la caja toráxica, de forma que el pulmón se expanda cuando lo haga la caja toráxica siguiendo fielmente los movimientos respiratorios, permitir que las hojas pleurales se deslicen suavemente sobre si, para permitir los movimientos respiratorios.

 

 

 



Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia
Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN