La Amazonia brasilera y el trapecio colombiano.

Objetivo del modulo :

 

Presentar una visión general del proceso de poblamiento en la Amazonia, con énfasis en la Amazonia brasilera, entre los siglos XVI y XIX a partir de fenómenos relevantes de carácter económico, social o político; de los movimientos y estrategias de movilidad y adaptación de la población, así como de la configuración fronteriza en el área del trapecio Amazónico colombiano.

Temáticas del curso

 

I. El Poblamiento europeo de la cuenca amazónica en el siglo XVI.

  1. Los pueblos amazónicos en las crónicas de los descubridores
  2. Los obstáculos de la expansión lusitana. Franceses, ingleses, holandeses e irlandeses.
  3. La primera fiebre extractiva (Pao Brasil y Drogas do Sertao) y la exclavización y disminución de la población indígena.

II. El establecimiento del régimen colonial.

  1. La Política misional en la Amazonia hispana y portuguesa: Samuel Fritz y Antonio Vieira.
  2. Descimentos y reducciones.
  3. Bandeirantes vs. Misioneros.

III. Límites y fronteras en la Amazonia

  1. Fronteras interétnicas y fronteras imperiales.
  2. Las comisiones de límites y la estabilización de la frontera.
  3. Movilidad indígena en la frontera: el caso de los Ticuna.

Evaluación

 

Esta evaluación consiste en un control de lectura sobre la presentación del profesor cuyo valor corresponde al 15% del total de la asignatura.

Bibliografía básica de referencia

 

Chantré y Herrera, J. (1901). Historia de las misiones de la Compañía de Jesús en
el Marañón español 1637-1767. Madrid : Imprenta de Avrial.

Goulard, J.P. (1994). Los Ticuna. En : Santos, Fernando; Barclay
Frederica. Guía etnográfica de la alta Amazonia. Quito: FLACSO-IFEA. pp. 309-442.

Hill, Jonathan D. (1984). Los misioneros y las fronteras. América Indígena
XLIV, 1, 183-190.

Hemming, John (1978). Red Gold: The Conquest of the Brazilian Indias,
1500-1760. London: Cambridge University Press.

Hemming, John (1995). Amazon Frontier. The Defeat of the Brazilian Indians.
London: Papermac.

Maroni, Pablo. (1988). Noticias auténticas del famoso río Marañón
Monumenta amazónica. Iquitos: CETA-IAAAP.

Pontes Filho, Raimundo. 2000. Estudos de historia do Amazonas. Manaus: Editora Valer.

Porro, Antonio. (1995). O povo das Aguas: ensaios de etnohistoria amazonica. Rio
de Janeiro: Vozes.

Reis, Arthur Cesar Ferreira. Historia do Amazonas. Belo horizonte, Minas Gerais:
Itatiaia; Manaus: Superintendencia do Amazonas, 1989.

Requena, Francisco, et..al. (1991) [1782]. Ilustrados y bárbaros. Diario
de exploración de límites al Amazonas (1782). Edición y notas de Manuel Lucena Giraldo. Madrid : Alianza Editorial.

Zárate B. Carlos. (1998). Movilidad y permanencia Ticuna en la frontera
amazónica colonial del siglo XVIII. En: Journal de la Société des
Américanistes. 84-1.pp 73-98.

Demografía de la varzea y la tierra firme.

 

La Amazonia que se presenta como geográficamente homogénea, se componen realidad de dos ambientes altamente diferenciados, que condicionan diferentes formas de adaptación de las sociedades indígenas y posteriormente de los colonizadores. Aproximadamente el 98 por ciento de la gran planicie (esto dejando de lado las vertientes y los piedemontes andino-amazónicos) esta constituida por la llamada tierra firme, no inundable y asentada sobre suelos generalmente frágiles, ácidos y de baja fertilidad.

El segundo ecosistema es la varzea que viene a ser una planicie aluvial propiamente dicha o lecho mayor de los ríos, sujeta a inundaciones anuales. Al este de Manaos esta zona, a lo largo del Amazonas, puede tener entre 15 y 50 kilómetros de ancho. Su área general, en territorio brasileño se estima en cerca de 65 mil kilómetros, o sea el 1.5% de la planicie amazónica.

Orígen y distribución de la población indígena.

 

Todos los indios americanos alcanzaron las tierras de norte y suramerica mediante migraciones provenientes del Asia central. Muchos llegaron durante la edad de hielo, cuando por miles de años existió un puente de terreno donde el estrecho de Bering separa Alaska de Siberia. Durante el milenio después del fin de la ultima edad de hielo hace unos doce mil años, los asiáticos que habían alcanzado las Américas migraron hacia el sur, se multiplicaron, se asentaron y luego se fragmentaron. Sucesivas olas de migrantes alcanzaron suramerica donde hoy es la Amazonia.

Ellos pueden ser clasificados en cuatro grandes troncos lingüísticos y en otros grupos menores o aislados. Los cuatro grupos principales fueron los hablantes , quienes ocupaban el planalto central brasileño, las sabanas inundables entre las cuencas del Amazonas y las del Paraná (en las cuencas del Xingú y del Araguaia-Tocantins), Paraguay y los ríos que fluyen hacia el Atlántico; los hablantes Tupi , quienes ocupaban el centro de lo que hoy es Paraguay y donde se asentaron en pobladas tribus a lo largo de las costas del Atlántico, con algunos grupos sobre el Amazonas y sus tributarios; los Arawak , considerados como el grupo mas extendido y fue encontrado a lo largo del Caribe y Centro América y el cual entró a la cuenca del Amazonas probablemente desde el noroeste, y el grupo Caribe enemigo tradicional de los Arawak en el Caribe, quienes ocuparon gran parte de las Guyanas y entraron al Amazonas desde el norte o por su desembocadura. Todos estos grupos eran altamente móviles y por lo tanto se dispersaron muy rápidamente separándose y formando grupos aislados.


Además de los pueblos A, T y C y G muchos otros grupos acupaban la cuenca amazónica cuya ubicación estaba generalmente en la periferia de los grandes ríos al sur de los ríos Tapajos y del Madeira los NAMBIKUARA, al sudeste entre los ríos Purus y Jurua grupos de lengua KATUKINA. En el altro Jurua y Javari grupos de lengua PANO o los grupos TUKANA y XIRIANA en el Vaupés y en cercanías a Roraima.

Presencia Arwak y Tupi desde hace más de 3.000 años. Evidencias de presencia constante y de pueblos de larga tradición desde el 1.000 antes de cristo y el 1.500 después de Cristo (Poblamiento organizado en grandes aldeas que presupone una economía diversificada, plenamente adaptada al medio ambiente.

Introducir Denevan, Zárate. (aspectos de adaptación y teoría de los Blufs, Bolian).

Los estimativos:

Dificultad de calcular la población origina:

El desconocimiento de la población indígena y la idea del indio sometido hacen presuponer una población muy pequeña (el mito de la Amazonia despoblada).

Las actividades de registro (subregistro) muy tardías y cuando la población indígena se había rápidamente diezmado. (algunos censos se realizaron entre cien y doscientos años después de los primeros contactos.) Las estimaciones del despoblamiento a lo largo de esos años van desde 3/1 hasta 25/1.

Datos poco confiables de los primeros cronistas y misioneros.
Débil y precaria evidencia arqueológica.

Autores clásicos como Kroeber y Rosental calcularon entre 2 y 3.3 millones de personas para todas las tierras bajas de América del sur incluida la Amazonia.
Steward, basándose en censos parciales, noticias históricas y observación etnográfica reciente, hizo cálculos para algunas tribus específicas y de allí proyecto generalizaciones hacia todos los grupos de "nivel sociocultural semejante" que vivían en ambientes naturales análogos. Así llegó a calculos de 2.9 millones de personas para la América del sur no andina, de los cuales cerca de un millón estaban en la Amazonia brasilera. Para llegar a esta cifra calculo 0.2 hábitantes por kilómetro cuadrado para la llamada tierra firme (130.000 habitantes) y algo así como entre 0.4 a 0.6 hab. Por Km2 para la Varzea. (con un cálculo de 350.000 K.m de varzea sobrevalorado.)

A partir de 1970, bajo la influencia de la escuela de demografía histórica de Berkeley (Cook, Borah, Simpson) y teniendo en cuenta evidencia arqueológica de aldeas insospechadamente grandes en el Amazonas, se dio inicio a un revisión de los datos iniciales. Dobyns de la misma escuela utilizó el método de calcular en fechas recientes la taza de despoblamiento de diferentes tribus y las proporciones. Ej. Los Nambikuara en 1916 se estimaban en unos 20.000 y en 1938 habían sido reducidos a 1.000 a causa de enfermedades y epidemias con una proporción de 20:1 De esta manera se sugiere que existió una tasa de despoblamiento de 20 o 25:1 desde el momento de la conquista hasta el momento de demografía más bajo, que llegó a casi 450.000 indígenas (en la primera mitad del siglo XX) lo que permite calcular a la población original de las tierras bajas de América del Sur en unos entre 9 y 11 millones. Para el caso de la Amazonia brasilera y teniendo en cuenta que su población indígena en 1957 era de 50.000 personas tendríamos que para el siglo XVI es posible calcular una población de aproximadamente 1 millón a millón y medio de personas.

En cálculos mas recientes Denevan 1976. Que tenían en cuenta los procesos de desdoblamiento y las grandes diferencias entre varzea y tierra firme calculando 0.2 hab. Para la tierra firme o sea 1 millón de hab. Y 14.6 hab. Por km2 para la varzea (por 65.000 km2) igual a casi 950.000 habitantes para el siglo XVI (sólo para la Amazonia brasilera).

 



Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia

Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN