Principales características sobre las cuales descansan los sistemas económicos actuales

La moderna sociedad económica se sustenta en cuatro pilares importantes:

 La división social y especialización del trabajo.
 El uso del dinero
 El sistema de precios y mercados
 El uso de la tecnología avanzada y de los bienes de capital
 El carácter regulador de la competencia

Todas las economías modernas logran una mayor eficiencia en la producción mediante el uso de bienes de capital con tecnología avanzada. La mayor eficiencia productiva se puede lograr con el uso de mejores bienes de capital, lo cual a su vez genera grandes beneficios, de ahí que en el capitalismo existan estímulos muy fuertes para el avance tecnológico, lo cual no pasa en las economías dirigidas.

De otra parte, las sociedades dependen de un alto grado de división y especialización del trabajo para poder usar las diferentes capacidades de los individuos, regiones y países, las fortalezas de localización una región frente a otra y la experiencia individual o colectiva, convirtiéndose en condiciones indispensables para el ahorro de tiempo y una mayor eficiencia productiva y de uso de los recursos disponibles.

La generalización en el uso del dinero en sus diferentes formas como corriente vital del sistema que facilita el comercio, la ampliación de los mercados internacionales, el mercado de capitales y la especialización, unido al sistema de mercado como mecanismo para transmitir las decisiones de productores, consumidores y proveedores de recursos, impulsados por la competencia, se constituyen en las características mas importantes del sistema económico actual.

La división del trabajo y especialización del trabajo

Se considera como una de las más antiguas conquistas del conocimiento económico de los pueblos. En todas las épocas de la historia humana las sociedades recurrieron a los principios de división del trabajo para lograr mayor eficiencia en sus tareas, con sistemas rudimentarios que cedieron después de la revolución industrial del siglo XVIII con la especialización y diferenciación de funciones individuales, originadas en la necesidad de una mayor productividad.

La ampliación del comercio estimuló la producción y generó transformaciones en el proceso de elaboración. La simplificación y especialización del trabajo, el desarrollo de la tecnología, la diversificación de las necesidades humanas con el consecuente aumento de la demanda, el desarrollo de los medios de transporte, condujeron a la moderna producción industrial con ampliación en el concepto de mercados que en la actualidad esta integrado por complejas redes de actividad económica.

La división del trabajo presupone un sistema de intercambios ágiles y bien estructurados, el cual se basa en buena parte en la amplia utilización de los instrumentos monetarios y en el sistema de precios como mecanismo regulador y estimulador de la competencia, permitiendo el funcionamiento de los mercados.

Los instrumentos monetarios. Evolución

Sin los instrumentos monetarios sería imposible el cambio y nuestra actual división del trabajo, así como el comercio y la internacionalización de los mercados.

En todas las culturas exceptuando las más primitivas, el hombre utilizó el dinero como medio para adquirir las mercancías que requería y se constituyó en la forma de simplificar la vida económica. Así mismo, la existencia de un medio adecuado para el intercambio de bienes se convirtió en el prerrequisito para la especialización.

Históricamente se emplearon diferentes instrumentos monetarios, hasta llegar a los sistemas modernos de dinero:

El trueque

Se constituyó en el primer sistema de intercambio, como producto de la división del trabajo

Se intercambiaban productos por productos, productos por servicios y servicios por servicios.

Presentó múltiples inconvenientes pues en su operatividad se requería que hubiera necesidades inversas entre los agentes de intercambio;

Si disponía de trigo y necesitaba lana se requería que alguien que tuviera lana deseara trigo, además era necesario que ambos llegaran a un acuerdo sobre la relación exacta entre los valores de intercambio y determinar cuantas unidades de un producto deberían darse en cambio del otro.

Tal problema se complicó aún más cuando el número de productos disponibles para el trueque era considerable.

Para superar tales dificultades se acude a los instrumentos monetarios

La mercancía moneda

La evolución fue lenta y durante siglos se utilizaron algunas mercancías como instrumentos monetarios, procedimiento también bastante imperfecto.

Variaban mucho de una región a otra y de una época a otra. Debían ser raras para que tuvieran valor de cambio y debían satisfacer importantes necesidades comunes para que fueran aceptadas sin restricciones de tal manera que quien las recibiera podía estar seguro de intercambiarla inmediatamente por cualquier otro bien o servicio deseado.

Ejemplo: las pieles, el tabaco, el algodón y el lino, la lana, el azúcar, la sal etc.

Los principales problemas además de su operatividad fueron:
La variabilidad de su valor, la imposibilidad de dividirlas, algunas eran productos perecederos por lo que no podían ser reserva de valores.

La metalización

Se institucionaliza ocho siglos ante de cristo, al ser los metales raros, durables, fraccionables y homogéneos. Y presentaban un gran valor en relación con su poco peso.

Se utilizo el hierro, el cobre, y el bronce entre otros, pero se impusieron la plata, el oro.

La moneda- papel

Paralelamente al metalismo aparece en forma embrionaria el sistema bancario.

Con el desarrollo de los mercados y el aumento en el volumen de operaciones tanto nacionales como internacionales, el volumen de la moneda en circulación aumenta considerablemente durante el siglo xviii.

Principalmente después de la revolución industrial la moneda se vuelve poco práctica para ser transportada cuando eran grandes transacciones, entonces aparece como solución la moneda- papel como las letras de cambio y los certificados de depósito de moneda metálica emitidos por las casas de custodia de valores, que se remontan a la antigüedad y fueron las precursoras del sistema bancario.

El papel moneda

La evolución de los instrumentos monetario conlleva a establecer que el respaldo metálico para garantizar las reconversiones requeridas no debía ser necesariamente igual al total de los valores de los certificados de depósito en circulación. Con un encaje metálico menor podría darse el respaldo. Dado que mientras unos cambiaban otros depositaban.

Con esto aparecen las notas bancarias como una simple operación de crédito y no como resultado de depósito de una especie metálica a lo cual se le denomina papel moneda o moneda fiduciaria y con ésta la era del dinero bancario o cuentas corrientes.

Como el valor de las notas pasa a ser mayor que la garantía, se pierden las garantías plenas del sistema.

Los riesgos implícitos de esto obligan a crear los bancos centrales controlados por el estado y reglamentadas en su funcionamiento y respaldadas por ley en su valor, desvinculándose así de cualquier garantía metálica.

La moneda escritural

Sustituye el manejo del papel moneda por operaciones bancarias escriturales mas simples y seguras a través de una operación de crédito y debito efectuada por los bancos de las cuentas que poseían sus usuarios utilizándose como medio de pago y aún cuando no se tuviera cuenta, se podría hacer utilizando como medio el cheque y posteriormente, las tarjetas de crédito y el dinero plástico.

 



Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia

Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN