Las captaciones superficiales cada una de las cuales tiene sus propios problemas asociados y su propia tipología se clasifican en:

1.Captaciones de agua de lluvia

El captar el agua de la lluvia es una “solución” extrema, que tan solo se emplea en aquellos casos justificados por circunstancias especiales. Se aplican casi siempre a edificaciones aisladas, caserios o pequeños pueblos y puede constituir una solución aceptable como reserva de estiaje en las regiones de lluvias escasas y desiguales, resolviendose de esta forma la escasez estacional de otros recursos más facilmente captables.

Una captación de agua pluvial consta de las siguientes partes:

  • Una superficie de recogida de agua, que debe estar limpia y ser lo suficientemente impermeable como para no permitir que cierta parte importante del agua precipitada se pierda por infiltración en el terreno. Puede ser un tejado, (que no sea de paja, cartón o metal), un patio empedrado o de hormigón, una ladera no cultivada o en géneral, cualquier superficie preparada con tal fin.
  • Un depósito en el que se almacene el agua, denominado aljibe, que se construye subterráneo para minínizar las pérdidas por evaporación y preservar la temperatura del agua.
  • Un tratamiento del agua recogida que generalmente se reduce a una simple filtración sobre lecho de arena y se realiza en el interior del propio aljibe. En ocasiones, se añade un depósito de decantación.

Los aljibes deben estar dotados de un desagüe de fondo que permita su vaciado y de un aliviadero que permita evacuar las cantidades sobrantes. Se usan, normalmente tres tipos de aljibes:

a) El aljibe veneciano, se denomina así por haber sido usado de forma intensiva en la ciudad de Venecia, bajo los patios de sus casas. Consta de un volumen revestido, relleno de material filtrante, con un pozo central de toma y canales laterales de entrada donde se produce una decantación elemental.

El agua pasa de los canales al interior de la masa filtrante, recorriendola de arriba hacia abajo y entrando en el pozo por su parte inferior. El material filtro se subdivide en tres o en cuatro capas de granulometria diferente. Tiene la ventaja de que su bóveda se apoya directamente sobre el material filtro y el inconveniente de que su capacidad útil es de 30 al 40 % de su volumen total.

Figura 6. Aljibe Veneciano

b) El aljibe de filtro superior recoge el agua y esta pasa por un filtro situado en su parte más alta que desemboca en el aljibe propiamente dicho, de esta forma el agua no permanece en el filtro más tiempo del necesario para su filtración. Su bóveda es ahora autosoportada, pero su capacidad es casi del 100% de su volumen.


Figura 7. Aljibe de filtro superior.

c) El aljibe americano recoge y almacena el agua directamente, para el momento de su salida esta pasa por un filtro de arena de granulometría creciente, constituido por cilindricos concentricos en torno al tubo de aspiración.

Figura 8. Aljibe Americano.


 

Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 No 45-03 - Edificio 477
Bogotá D.C. - Colombia

Aviso Legal - Copyright
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN